Cajas Misteriosas de Frikily

Filtrar

Al hablar de juegos impresionantes, BioShock es sin duda alguna uno de ellos, pues es un juego con una trama increíble, personajes únicos, y para el momento de su lanzamiento, contaba con uno de los mejores gráficos de todos. Por todo esto y más, son muchos los gamers que consideran a este juego uno de los pioneros en su área, por eso no es de extrañar que exista toda una colección Funko Pop BioShock, la cual debes tener, si eres fanático de este videojuego o te gusta el entorno gamer en general.

Colección Funko Pop de BioShock

Esta colección sin duda alguna es única, pues las figuras tienen un aspecto increíble y logran cautivas toda esa originalidad que se logra apreciar en el juego, pero dejemos ya de tanta introducción y pasemos a lo que verdaderamente te importa, ¿Cómo se encuentra conformada la colección Funko Pop BioShock?

En primer lugar, tenemos el Funko Pop Little Sister, que muestra a esta niña luciendo un traje rosado, con su piel pálida y ojos verdes, tal cual como se le puede observar en el juego.

A parte de este Funko Pop monstruo, tenemos el Funko Pop Big Daddy y El Funko Pop Songbird, que son dos monstruos robóticos de este videojuego y que fácilmente podrían encajar dentro de la categoría Funko Pop terror, así que, si te gustan los videojuegos y el terror, estos Funko Pop son perfectos para ti.

En este videojuego no todo es te terror, pues también es posible encontrar a algunos seres humanos, en este sentido, también existen los Funko Pop de Elizabeth y el muñeco Pop Booker DeWitt, este último es sin duda alguna el mejor Pop de BioShock, según nuestros gustos, pues el personaje luce una vestimenta clásica, mientras tiene una escopeta en su mano.

¿Qué debes saber al momento de comprar Funkos de BioShock?

Lo más importante que debes saber al momento de comprar una figura Pop BioShock, es que estas figuras son realmente únicas, y que es increíble que al día de hoy todavía se puedan conseguir.

Pero el hecho de que sean figuras geniales no hace que sean extremadamente caras, pues se pueden encontrar desde los 20 euros sus versiones convencionales, pues las exclusivas (que hay muy pocas), pueden superar con facilidad los 50 euros.